jueves, 23 de diciembre de 2010

¿Cómo que no piensa dimitir?

Una ministra trabajando para el PP.
Con todo descaro la ministra Ángeles González-Sinde dice que no piensa dimitir. Señora González-Sinde: usted ocupa un cargo por delegación de la industria del entretenimiento (no me atrevo a poner cultura, porque no creo yo que engendros como el Aserejé, Ahí viene Condemor o las memorias de Mario Conde merezcan ese calificativo, que son palabras mayores), y en defensa de ella ha intentado colar una normativa flagrantemente atentatoria contra los derechos civiles de los ciudadanos. Además amparándose en un gobierno socialista sustentado por un partido político en el que no milita.

A mi esta desvergüenza me recuerda a la del felizmente destronado lehendakari Ibarreche, que tras montar la que montó con su famoso plan, y ser éste rechazado en el Congreso por una abrumadora mayoría (¡qué gran discurso de Rubalcaba!) siguió dirigiendo su gobierno impasible el ademán.

Señora González-Sinde: usted ha fracasado en su torticera misión. Una misión servil de unos intereses económicos muy determinados y ajena a la mayoritaria voluntad del electorado que ha contribuido a que usted sea ministra de España (ni en sus mejores sueños…). Un electorado que tiene auténticos problemas para justificar medidas tan injustas y tan poco socialistas como el canon digital o el abusivo cobro de derechos de autor por la representación de una obra de teatro en un colegio o por la colocación de una radio en una peluquería.

Así que haga sus maletas, vuelva a sus películas, y dé gracias por esa magnífica pensión vitalicia que le va a quedar y que todos pagaremos con esos años de trabajo (trabajo de verdad) extra que otro ministro “socialista” nos va a imponer a todos los curritos de este país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada