sábado, 7 de agosto de 2010

¡Estaban avisados!

El título de este blog, que contendrá las reflexiones personales del autor sobre los temas más variados, se debe a una nota manuscrita que el conserje de su casa colocó en el portal una noche de invierno. "Estaban avisados". Éste era su único contenido.

Se había estropeado la caldera de carbón y los vecinos mitigaban el frío de sus hogares con estufas eléctricas. La red de la casa no estaba preparada para la demanda que suponía la conexión de tantos aparatos y, por ello, se iba la luz continuamente. El portero pasó por todas las viviendas (90) para indicar que no se conectaran más radiadores, pues la instalación no daba más de sí. Los vecinos, por supuesto, hicieron caso omiso de sus advertencias y éste, antes de concluir su jornada laboral, y previendo lo que después efectivamente sucedería, colocó el papel antedicho, cuya lectura imaginó que caería como una losa sobre cualquier vecino que bajara a buscarle para que volviera a conectar la luz.  Pues bien, sépanlo también cuantos se acerquen a este blog: aquí se tartará con acerba crítica los asuntos más variados. Y casi siempre con ánimo de ofender. Estaban avisados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada